Skip to content Skip to footer

Estas serán las 5 macrotendencias que marcarán el sector de la comunicación en 2024

La comunicación se encuentra en constante evolución, y el año 2024 promete ahondar en los cambios que emergieron en 2023.  ADC, la asociación de consultoras de comunicación, destaca las tendencias que marcarán la consultoría de la comunicación en 2024. Cinco macrotendencias recogen la creciente importancia de la adaptación, la creatividad y la ética en el mundo de la comunicación en 2024.

Las empresas de comunicación tienen la misión de estar preparadas para abrazar estos cambios y mantenerse actualizadas en un entorno que se encuentra en constante evolución.

 

1. Inteligencia artificial, realidad aumentada y realidad virtual para mejorar las experiencias del cliente

La inteligencia artificial viene pisando fuerte en todos los ámbitos, incluido el sector de la consultoría. El uso de la IA personalizada ya está revolucionando las campañas de comunicación, adaptando la experiencia del cliente a sus preferencias individuales. En palabras de Virginia Huerta, directora general de Archetype España «No se trata sólo de datos, se trata de crear experiencias con impacto«.

Sin embargo, la democratización de la IA también plantea desafíos éticos y regulatorios, desconociéndose aún el alcance real de todas sus posibilidades. El consenso del sector se resume en las palabras de David Martín, Head of Brand Spain y Media Relations de MARCO, «La IA ha de ser entendida como oportunidad y como reto».

También tendrán un papel importante la realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR), abriendo la puerta a experiencias inmersivas e interactivas a la hora de planificar las campañas de comunicación, dando lugar a escenarios más innovadores. Tanto Archetype como MARCO destacan que estimular la capacidad imaginativa del consumidor e involucrar a las marcas dentro de ese proceso constituye un reto mayúsculo para este 2024.

Asimismo, la optimización para la búsqueda por voz, o su traducción simultánea a distintos idiomas se vuelve crucial, permitiendo conversaciones más intuitivas con los clientes, para lo que el conocimiento del lenguaje natural se presenta como algo esencial.

 

2. Influencers, defluencers y regulación de la actividad promocional

Este año, las historias humanas y la autenticidad cobrarán mayor importancia en la publicidad a través de redes sociales y en las colaboraciones de las marcas con influencers. Según MARCO, «el reto estará en que marcas y agencias consigan poner dar relevancia a estos valores en sus colaboraciones con influencers y en sus estrategias para no caer en prácticas como el greenwashing«.

Además, España se suma a los países que comenzarán a regular de manera mas estricta la actividad de los influencers, sancionando la publicidad no señalizada en sus redes sociales. Para Rosa Serrano, directora de División en BERB?S, «la próxima regulación de los grandes influencers es un paso más para que sean considerados, a efectos de limitación de la promoción, como un medio de comunicación más». El actual proyecto de real decreto para regular a los influencers, fija el umbral a partir de los 500.000 seguidores en, al menos, una red social, para recibir la calificación de Usuario de Especial Relevancia que obligará al cumplimiento de la Ley General de Comunicación Audiovisual.

En este contexto, aflora la figura de los defluencers que, tal y como explica Deborah Gray, fundadora y directora general de CANELA, «son figuras destacadas que abogan por un consumo más responsable y buscan otras alternativas de monetización, son seguidos por su autenticidad e independencia. Las marcas deben encontrar nuevas formas de colaborar con ellos para beneficiarse de la mayor credibilidad que tienen».

Por otra parte, todo apunta a que en 2024 habrá más alianzas o incluso integraciones entre agencias de publicidad, agencias de comunicación y agencias de influencers.

 

3. Combinación de contenido editorial y patrocinado

Según la predicción de las consultoras, 2024 también será el año en el que haya una mayor combinación del contenido editorial con el patrocinado. Las líneas entre ambos tipos de contenido se difuminarán, impulsando una mayor mezcla de ambos en las estrategias de comunicación.

Tal y como apuntan desde la agencia de comunicación CANELA, «esto nos lleva a un nuevo tipo de relaciones entre las agencias y los editores. En 2024, veremos una mayor apuesta de las marcas por el marketing de contenidos híbrido, que incluye formatos de comunicación tradicionales (como las noticias, reportajes y entrevistas) junto con otros formatos apoyados por las marcas (como el branded content, sorteos o eventos)».

 

4. Integración de la creatividad

La línea que separa a las agencias de publicidad de las agencias de comunicación, se difuminará cada vez más y la creatividad pasará a integrarse aún más en todas las campañas de comunicación.

Ana Zumalacárregui, cofundadora y directora general de Probably Wrong, destaca que «en el PR ya no valen las fórmulas tradicionales porque la sociedad ya no se comunica a través de los mismos canales».

En opinión de CANELA, «crece el peso de los perfiles creativos en las agencias de relaciones públicas. Veremos desdibujarse cada vez más la tradicional distinción entre agencias de publicidad y agencias de comunicación, las estrategias de marketing de las marcas requieren que ambas trabajen cada vez más sincronizadas».

 

5. Comunicación y asuntos públicos

Las agencias tenderán a la integración de la comunicación y los asuntos públicos para satisfacer la demanda de sus clientes ante la creciente influencia de los legisladores sobre los consumidores, y viceversa.

Además, el compromiso ético, social y ambiental, sigue siendo el marco referencial de actuación. Según Dolores González Pastor, directora general de ADC, «las agencias pertenecientes a ADC destacan por su compromiso con los valores de nuestra asociación, para la que la transparencia y las prácticas éticas son cruciales para el impacto favorable de las marcas. Nuestras asociadas asumen la responsabilidad de su entorno y se adaptan a las expectativas de los consumidores conscientes».